La RedBAL se inició en el año 2002 gracias a la financiación de una Acción Especial del Ministerio de Educación y Ciencia (MEC) que permitió la constitución de la misma, y desde el año 2004 ha venido celebrando reuniones regulares con diversos fondos públicos. Recientemente, hemos conseguido financiación en la última convocatoria para financiar redes de investigación (convocatoria 2018). Cuando no contamos con fondos públicos específicos para financiar redes temáticas, los grupos han asumido los gastos de asistencia a nuestras reuniones dada gran relevancia para  las líneas de trabajo de los grupos.

La “razón de ser” principal que impulsó la creación de la RedBAL y que la ha mantenido a lo largo de los años, ha sido estimular el intercambio de conocimientos y el establecimiento de colaboraciones entre sus miembros. En este sentido, la RedBAL ha contribuido decisivamente a la promoción y mejora del nivel científico de los diferentes grupos de investigación al facilitar el contacto entre los mismos mediante las reuniones periódicas organizadas por la red. De este modo, a partir de la 4ª reunión de la red se ha constatado un incremento en el número de comunicaciones con autoría conjunta entre distintos grupos que la constituyen, alguna de las cuales han dado lugar posteriormente a publicaciones en revistas científicas incluidas en el SCI. Esto hecho ha supuesto un salto cualitativo en el posicionamiento de España en el ranking de publicaciones en la temática de bacterias lácticas, tal y como refleja el incremente en número de publicaciones en los últimos años. Por otro lado, estas reuniones periódicas constituyen el marco apropiado para que los investigadores en formación, que constituirán el futuro de la Ciencia en España, presenten sus últimos resultados e intercambien ideas con personal afín.  

La RedBAL ha pretendido desde sus inicios ser un foro abierto a las empresas del sector agroalimentario, biotecnológico y del ámbito de la salud, por lo que en la mayoría de las  reuniones se prepararon jornadas, foros, sesiones, etc., específicamente dedicadas a ellas. A pesar de que el aforo de asistencia de empresas no es muy alto, la interacción con la industria es un aspecto en el que los miembros de la RedBAL pretendemos mejorar sustancialmente para que, finalmente, nuestras actividades de investigación lleguen al sector productivo y a la sociedad.